El Glaucoma: prevención y hábitos saludables para una mirada sana

post_glaucoma

Estos días más que nunca, coincidiendo con la Semana del Glaucoma, en General Optica te recordamos cuáles son las claves para prevenir y detectar los síntomas de esta afección ocular. Prevención y hábitos saludables para una mirada sana.

El glaucoma es una enfermedad ocular que se caracteriza por la pérdida de visión a consecuencia de un daño en el nervio óptico, que se traduce en una disminución del campo visual.


Esta enfermedad es la segunda causa de ceguera en los países industrializados. El verdadero problema reside en aquellas personas que aún están por diagnosticar. Al ser una enfermedad asintomática, se calcula que más del 50% de los enfermos que la padece lo desconoce. Se estima que en España hay más de un millón de personas que presentan esta deficiencia, la mitad de los cuales no están diagnosticados.

Al principio, el glaucoma puede pasar desapercibido y no producir ningún síntoma. Al avanzar, el síntoma principal es un estrechamiento de la visión periférica por lo que se ve como a través de un tubo. También puede producir ligeros dolores de cabeza y leves alteraciones de la visión, como ver halos alrededor de la luz o tener dificultad para adaptarse a la oscuridad.

Más información sobre el glaucoma:

Factores de riesgo

  • Edad (mayores de 60 años)
  • Antecedentes familiares de glaucoma
  • Hipertensión ocular
  • Miopía o hipermetropía alta
  • Otras enfermedades oculares
  • Traumatismos oculares
  • Raza negra o asiática

Síntomas

Generalmente, la enfermedad avanza sin ofrecer síntomas evidentes hasta que ha afectado a gran parte del campo visual. En algunos casos, el paciente puede notar:

  • Dificultad para bajar escaleras, caídas habituales…
  • Inseguridad en la conducción, sobre todo de noche
  • Dolor intenso y enrojecimiento ocular (solo en caso de un ataque agudo de glaucoma)

Prevención

  • Revisiones periódicas de la vista.
  • Control de la tensión ocular, en caso de tenerla elevada. Recuerda que en General Optica encontrarás centros especializados donde podremos comprobar a través de la tonometría tu nivel de tensión ocular.
  • Hábitos de vida saludables (no fumar, cuidar la alimentación y realizar ejercicio moderado).
  • Los pacientes con riesgo por antecedentes familiares, miopía o diabetes deben seguir controles de la presión intraocular por lo menos cada 6 meses y de campo visual al menos una vez al año.
  • Las personas mayores de 40 años deben controlarse la presión intraocular por lo menos una vez al año y el campo visual según la presión y el aspecto del nervio óptico.

 10 puntos para no perder de vista

1. El glaucoma es una enfermedad ocular que va dañando lentamente el nervio óptico, la parte del ojo que transmite las imágenes al cerebro.
2. Es la primera causa de ceguera irreversible en el mundo.
3. Afecta a un millón de personas en España y a unos 60 millones de personas en el mundo; más de la mitad están ciegas por la enfermedad.
4. La mitad de los pacientes con glaucoma no saben que lo tienen porque en la mayoría de los casos no produce síntomas, y el enfermo no es consciente de que padece la patología hasta que ha perdido gran parte del campo visual.
5. La presión ocular elevada es el único factor de riesgo conocido que se puede tratar actualmente. Su disminución detiene el progreso de la enfermedad, pero la visión perdida no se recupera.
6. Muchos casos de glaucoma avanzado podrían evitarse mediante la detección temprana a partir de una revisión oftalmológica.
7. Los mayores de 40 años deben visitar al oftalmólogo cada 2 años. En los casos de hipertensión ocular u otros factores de riesgo, los controles deberían ser anuales.
8. La enfermedad multiplica por cuatro el riesgo de caídas y supone un grave peligro para la conducción.
9. No tiene cura, pero sí hay tratamientos (cirugía, láser y colirios) para reducir la presión ocular y detener el progreso de la enfermedad.
10. En los casos de glaucoma familiar, el estudio genético permite un diagnóstico precoz de los miembros portadores.

foto_home_salud_visual

Nuestra mejor recomendación es pasar revisiones oftalmológicas periódicas. Esto nos permitirá determinar tu presión intraocular y el estado de tu nervio óptico, como mejor garantía para mantener una mirada sana durante muchos años.

 

Fuentes: General Optica y IMO (Instituto de Microcirugía Ocular)

Compartir:

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Esta web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las "cookies". Sin embargo, puedes cambiar la configuración de "cookies" en cualquier momento.

Aceptar