La miopía infantil

En los últimos 10 años la miopía ha aumentado llegando a niveles tan altos que la OMS ha declarado la miopía como la pandemia del siglo XXI.

Los considerados “nativos digitales” (nacidos tras el año 2000) son más miopes en cantidad de afectados, en número de dioptrías y desde más pequeños.  Esta tendencia a la alza se está detectando en todos los países y se considera que las tres causas fundamentales son: el estilo de vida sedentario, el uso excesivo de pantallas y la adaptación fisiológica del sistema a los requerimientos visuales actuales.

Desde hace algunos años, los menores tienen acceso a dispositivos con pantallas a partir de edades más tempranas.

El Informe “La prevalencia de la miopía en los jóvenes en España 2018” arroja los siguientes  datos 👇🏻

Información relevante sobre la miopía en los más jóvenes:

  • La miopía en jóvenes ha pasado del 47% al 63,5% en los últimos años.
  • A partir de las 5 dioptrías el ojo se deforma, alargándose y tensionando capas y tejidos oculares y eso aumenta las posibilidades de sufrir patologías visuales severas al llegar a adultos.
  • Operar la miopía no cambia la naturaleza del ojo miope, los riesgos asociados siguen allí.
  • Algunas de las patologías relacionadas con la miopía son: desprendimiento de retina, glaucoma y cataratas.
  • Los nativos digitales son más miopes en cantidad, en número de dioptrías y desde más pequeños.
  • Estos datos negativos van en aumento y las tres causas fundamentales son: vida sedentaria, exceso de pantallas y adaptación fisiológica a los requerimientos visuales actuales.
  • El riesgo de sufrir patologías severas al llegar a adultos se puede reducir en un 90% si se frena el desarrollo a tiempo.

Consejos para una buena salud visual

Toma nota de algunos consejos para conseguir una buena rutina de salud visual.

  • Limitar el uso de pantallas: es importante que los más peques de la casa no estén más de una hora delante de la pantalla (sobretodo si tienen menos de 3 años).
  • Controlar la distancia: sabemos que es muy difícil que no se emocionen y poco a poco se vayan acercando la pantalla a la vista, pero es importante alejarlas lo máximo posible.
  • Descansar de la pantalla antes de dormir: un buen consejo (también para los adultos) es apagar las pantallas una hora antes de ir a dormir. Las luz azul limita la producción de melatonina: la hormona responsable de “decidir” cuando es la hora de dormir.
  • Realizar gimnasia visual: si no queda más remedio que entretener a los más pequeños con pantallas (por ejemplo, durante un viaje largo en coche), hay que hacer pausas para descansar la vista. Un buen ejercicio es jugar al “Veo veo”: les hará hacer foco visual en objetos que están a diferentes distancias.
  • Proteger la vista: existen cristales con lo que denominamos “Protección para pantallas digitales” que lo que hacen es filtrar de forma selectiva la luz perjudicial y dejan pasar la luz necesaria.
  • Salir al aire libre: la vida sedentaria es una de las causas principales de la miopía. Centrar constantemente los ojos en objetos y pantallas cercanas impide ejercitar la visión a distancia. Por ello, las actividades en el exterior y el hecho de acomodar los ojos a distancias no cercanas, disfrutando del paisaje, es tan positivo.

Y por último, y no menos importante, tómate tu tiempo para hacerte una revisión o acompaña a los peques de la casa para que se revisen la mirada.

Recuerda que puedes pedir cita online aquí ¡Ahora es el momento!

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las "cookies". Sin embargo, puedes cambiar la configuración de "cookies" en cualquier momento.

Aceptar