Gafas de sol: tipos de filtro UV y usos recomendados

El verano es una época maravillosa, aunque también tiene sus momentos. Estos últimos suelen darse por el calor, los mosquitos, más calor, la humedad y el sol abrasador.

Pero hay algo que a veces se nos pasa por alto: ¿cómo nos afecta a los ojos este sol? ¿puede provocarnos algún problema de salud visual? ¿qué gafas son más adecuadas? Te ayudamos a despejar todas tus dudas:

Según el grado de radiación solar debemos usar un filtro u otro en nuestras gafas. Hablaremos de 5 niveles de filtros diferentes que corresponden con los distintos grados de luminosidad.

 

 

1-NO PARECE QUE SEA VERANO…
¿Quién no disfruta de esos inusuales días fresquitos de verano? Aprovecha esos días más cubiertos para ponerte gafas de filtro cero o uno, los cristales más transparentes. Son modernas, preciosas y te quedan la mar de bien.
¡Pero recuerda que el verano es muy cambiante! Si vas a estar muchas horas fuera de casa llévate unas gafas de protección más elevada de repuesto, por si pasas de un día nublado a un “el sol me tapa la vista y no veo más allá de mi mano”. Nunca hay que bajar la guardia en estas fechas.

 

 

2- FANTÁSTICO PARA PASEAR POR LA CALLE
Queremos que disfrutes al máximo de tus días de descanso, así que procura ponerte unas gafas de filtración 2 para acudir tus citas con luminosidad media. ¡Pero no te confíes! Los rayos UV no son solo perjudiciales para tu piel, también lo son para los ojos. Te advertimos que no deberías conducir por la noche con las gafas de sol de filtro dos puestas, reservémoslas para cuando salga el sol.

 

3- NECESITO PONER EL AIRE ACONDICIONADO
Ui… el sol empieza a ser intenso, pero es soportable. Los que no pueden soportar este sol son tus ojos, que están expuestos a entre un 57% y un 81% de absorción de luz visible. Ponte las gafas correctas, no utilices las primeras que encuentres por casa. Tendrás que buscar unas gafas con lentes medianamente oscuras, de filtro 3. Nuestro catálogo es muy extenso y tenemos de todo 😉

 

Ver gafas de sol

 

4- MUCHO SOL
Si tu objetivo principal es ir a la playa para ponerte moreno, con la esperanza de no quemarte… necesitas unas gafas de filtro 4. A parte de la imprescindible crema solar, deberías llevarte estas gafas de filtración considerable. Estamos hablando de un 82% en el nivel de radiación del sol y por lo tanto es imperativo que protejas bien tu mirada.

 

5- EL SOL A NIVELES INSOSPECHADOS 
Lo primero que notamos en estas circunstancias es como se nos quema la piel y tendemos a olvidarnos de nuestros ojos. Una intensidad tan fuerte puede afectarnos de forma incluso permanente. Necesitarás unas gafas de lentes extremadamente oscuras, las de filtro 5, para poder cuidar de tu mirada. Y recuerda, no puedes conducir con ellas puestas, sea de día o de noche.

 

Con una exposición continuada sin protección, en todos los niveles mencionados, te arriesgas a varios problemas, como enrojecimiento ocular o fotofobia, e incluso podría afectar a tu vista de forma permanente. Lo mejor, mira cuál de estas situaciones encaja más con tu día a día y elige el filtro que mejor encaje con tu estilo de vida.

Ven a visitarnos para que nuestros expertos te orienten. 😉

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las "cookies". Sin embargo, puedes cambiar la configuración de "cookies" en cualquier momento.

Aceptar