Los niños, también con gafas de sol

Children Wearing Sunglasses in Circle

Tenemos consciencia de que ir a la playa o realizar actividades al aire libre con los más pequeños implica cremas protectoras, etc. El Colegio Oficial de Ópticos y Optometristas nos recomienda que protejamos la mirada de las radiaciones solares para evitar que puedan derivar en patologías.

¿Sabías que..?

Los ojos de los niños son más vulnerables que los de los adultos porque:

  1. Durante el primer año de vida el cristalino deja pasar el 90% de la radiación UVA y el 50% de la UVB.
  2. La pupila de los niños permanece más dilatada que la de los adultos.
  3. La pigmentación del ojo, que es la que actúa como barrera protectora, se va oscureciendo con el paso del tiempo.

vía Flickr2

Esto hace que los niños estén más expuestos a los efectos nocivos de los rayos solares, por eso se recomienda el uso de gafas de sol de calidad durante la infancia, es decir, gafas homologadas y que lleven la  marca CE como garantía.

 

La elección de las gafas de sol

A la hora de elegir qué gafas se adaptan mejor a las necesidades del niño es muy recomendable acudir a una óptica de modo que los profesionales de la visión puedan hacer una evaluación y aconsejar el modelo que mejor se ajuste. Es muy importante que la montura elegida sea adecuada para el niño y se adapte al tamaño de su cara. Se debe tener en cuenta también que las gafas de sol actúan como barrera y protegen los ojos de los cuerpos extraños que puedan entrar, sobre todo en días de mucho viento.

Pasos a seguir en la elección de unas gafas de sol para niños:

  1. Ir a una óptica. Esto no solo garantiza la atención personalizada por parte de un especialista de la visión, sino que las lentes cuenten con un correcto filtro protector solar. En general, estos cuentan con una tasa de absorción de luz que oscila entre el 70 y el 80%.
  2. Confirmar que los materiales con los que están fabricadas las gafas son atóxicos de forma que se evite todo riesgo si el niño se las mete en la boca.
  3. Asegurarse de que no llevan protectores para la nariz. En el caso de los más pequeños (bebés), es conveniente que las gafas estén provistas de cintas elásticas que no ejerzan presión, para que se mantengan correctamente colocadas a pesar de que el niño las toque.

123540021

En los días de verano, podemos observar cierta sequedad o irritabilidad en los ojitos de los niños causada principalmente por los aires acondicionados y el calor. En estos casos se recomienda aplicar lágrimas artificiales para una mayor lubricación del ojo y conseguir extraer los posibles cuerpos extraños que se hayan adentrado. Si aun así la molestia persiste y el niño se frota los ojos a menudo, no dudes en acudir a tu centro General Optica para que nuestros profesionales de la visión te puedan asesorar. 

 

Consejo

No todos los niños reaccionan igual ante las gafas de sol. Los que usan gafas graduadas están acostumbrados a llevarlas y no suelen rechazar las de sol. En estos casos, para evitar tener que estar alternando continuamente las gafas, se puede optar por lentes fotocromáticas que se van oscureciendo a medida que la luz aumenta. Sin embargo, el niño puede no sentirse cómodo. En este caso, es probable que no se haya escogido un modelo que se adapte con precisión a su cara. Es muy conveniente consultar a un profesional de la visión y escoger entre una amplia gama de gafas que proporcionen diferentes opciones frente a la anatomía facial de los niños. Si quieres más detalles sobre las características de los modelos para niños no dudes en consultar la Colección Kids de General Optica: AQUÍ

Compartir:

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Esta web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las "cookies". Sin embargo, puedes cambiar la configuración de "cookies" en cualquier momento.

Aceptar