No sé si mi hijo ve bien

Una de las dudas más comunes para los padres es cuándo deben los niños hacerse la primera revisión óptica.

A partir de los 5-6 años todos los niños deben realizarse una revisión completa de su sistema visual.

En el caso de los bebés, lo más importante es asegurarse que usan los dos ojos y que tienen una agudeza visual buena aunque no sea perfecta y, a partir de los 3 años, se pueden hacer revisiones más precisas. Hoy en día los pediatras cuentan con todos los recursos necesarios para detectar tempranamente cualquier alteración visual. Nuestra principal recomendación es que siempre debéis consultar a vuestro pediatra ante cualquier duda sobre la salud de vuestros pequeños para que les realicen las pruebas adecuadas.

Éstos son algunos de los síntomas de alteraciones visuales que podéis detectar en casa y que os pueden avisar de la necesidad de efectuar un control de visión:

• Siente incomodidad asociada a la lectura o escritura con fatiga después del colegio.
• Le duele la cabeza o se le irritan los ojos tras realizar actividades que requieren fijar la vista.
• Se queja de mala visión de lejos en clase o se acerca mucho para ver la tele.
• Se aprecia que desvía un ojo (puede ser un epicanto o falso estrabismo) pero ante la duda mejor hacer una revisión.
• Al ver una peli en 3D se marea o trata de quitarse las gafas porque ve mal.
• Se tapa o cierra un ojo.
• Se salta líneas al leer o se ayuda del dedo para seguir las líneas.

Como siempre os decimos, ¡la prevención es la mejor cura!

Compartir:

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Esta web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las "cookies". Sin embargo, puedes cambiar la configuración de "cookies" en cualquier momento.

Aceptar