Salud visual y tecnología

La tecnología se ha instalado en nuestras vidas. Utilizamos pantallas en el trabajo, en el hogar, tanto para estar informados como para el entretenimiento.Ordenadores, tabletas, e-books y terminales móviles en todas sus variantes, se relacionan diariamente con nuestros ojos; tanto es así, que según el Colegio de Ópticos-Optometristas “aproximadamente un 75% de los usuarios de ordenador padecen el denominado Síndrome de Fatiga Visual”.

La fatiga visual puede manifestar los siguientes síntomas:

 

Molestias oculares: tensión, pesadez de ojos, picores, necesidad de frotarse los ojos, somnolencia, escozor ocular, aumento del parpadeo.
Trastornos visuales:
dificultad al percibir los caracteres en las pantallas, visión borrosa al mirar de lejos, diplopia (visión doble).
Síntomas extraoculares:
cefaleas, vértigos y sensaciones de desasosiego y ansiedad, molestias en la nuca.

Para evitar estos problemas y mantener una correcta salud visual es recomendable tener en cuenta los siguientes consejos, especialmente si utilizamos soportes electrónicos para la lectura:

  • Hacer descansos cada cierto tiempo. Una pausa de 5 minutos por cada hora de lectura será suficiente.
  • Alternar la visión entre un objeto cercano y otro lejano (mirando por la ventana, por ejemplo) para descansar los ojos.
  • Evitar trabajar reiteradamente a la misma distancia.
  • Parpadear. Debido a la concentración, solemos hacerlo mucho menos de lo normal.
  • Ajustar el brillo y contraste de la pantalla para que esté en consonancia con la iluminación de la zona de trabajo. Reducir la luz ambiental nos permitirá poder suavizar el brillo del monitor, mejorando así la visualización del texto.
  • Tener la luz apropiada, mejor si es natural. El exceso de luz puede ser perjudicial. Evitar los reflejos. Es importante tener en cuenta la posición de la pantalla respecto de las fuentes de luz. Optar  por una iluminación lateral.
  • Mantener el monitor del ordenador a unos 60 cm de distancia y ligeramente por debajo del nivel de los ojos. Si es un e-book, mantenerlo a unos 35-40 cm de distancia de los ojos.
  • Ajustar el tamaño de la letra.
  • No utilizar medios electrónicos cuando estemos demasiado cansados.

No olvides consultar a tu óptico-optometrista de confianza ante cualquier problema o duda.

Fuente: Colegio de Ópticos-Optometristas de España

Compartir:

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Esta web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las "cookies". Sin embargo, puedes cambiar la configuración de "cookies" en cualquier momento.

Aceptar