Regístrate en generaloptica.es y consigue un 10% de descuento en tu compra onlineRegistrarme ahora

Usar lentillas, ¿sí o no?

Mitos y falsas creencias

Venciendo el miedo a las lentillas

¿Cómo superar tus temores? 

Aprende más sobre preocupaciones comunes 


Existen multitud de mitos y leyendas urbanas sobre las lentillas, historias que muchas veces pueden asustar a quien está pensando en ponerse lentillas por primera vez y la idea de empezar a usar lentillas te resulta de todo menos tentadora.

En cierta medida es comprensible esta inquietud, ya que al fin y al cabo se trata de colocar algo extraño en una zona sensible como es el ojo. Aunque está bien preocuparse y tener cuidado, los conceptos erróneos que has adquirido sobre las lentillas, la mayoría de ellos están relacionados con el miedo a lo desconocido.

 

Diferentes personas compartieron sus miedos y sintieron la libertad y la confianza al usar las lentillas ACUVUE®. Tú podrías hacer lo mismo.

Mira los vídeos de abajo para saber cómo les fue.


Amanda cree que las lentillas pueden ser incómodas

La mayoría de las lentillas actuales son finas, blandas y flexibles que se adaptan facilmente a la superficie del ojo lo que las hace más cómodas de usar. Muchas están hechas de materiales ricos en hidratación que son transpirables, permitiendo así que el oxígeno pase a través de ellas. 


A Juan le preocupa meterse el dedo en el ojo

No es necesario que tu dedo toque el ojo al poner y quitar las lentillas. Sólo notarás como una gota de agua cuando te las colocas en el ojo. 


Tania cree que las lentillas podrían dañar su ojo

Siempre y cuando cumplas con las instrucciones de uso que te proporcionarán nuestros ópticos expertos y acudas a tus revisiones regulares, las lentillas pueden ser una opción saludable para la corrección visual.


A Raúl le preocupa que las lentillas se pierdan dentro de su ojo

Eso es físicamente imposible. Hay una membrana que cubre el blanco de tu ojo, la cual se conecta con el interior de tus párpados, evitando que cualquier cosa se meta detrás del ojo, incluida una lentilla.


Si has llegado hasta aquí hay una alta probabilidad de que quieras superar tu miedo a las lentillas y descubrir sus multiples ventajas.

No lo dudes, ante los miedos y mitos que nacen alrededor de las lentillas, sobresalen por mucho los beneficios que estas pueden aportarte. Las lentes de contacto pueden convertirse en unas aliadas perfectas para tener la libertad de movimiento que ciertos deportes exigen, para realizar actividades al aire libre porque con ellas tenemos un campo visual más amplio ya que nuestra mirada no está limitada por la montura de las gafas.

Pero las lentes de contacto no solo están pensadas para dar libertad en actividades físicas, también son maravillosas para hacer un cambio de look, para dar una imagen más natural y fresca; por ejemplo, en el trabajo, reuniones con amigos o cuando vamos a una fiesta o a un evento social y buscamos que nuestro maquillaje resalte.

Las lentillas son muy cómodas de llevar, se ponen por la mañana y te olvidas de que las llevas hasta la noche.

¡Aprovecha ahora!