Consigue ahora un 20% de descuento extra por Yellow Days en nuestra tienda online con el código EXTRA20

ASTIGMATISMO

¿Qué es el astigmatismo? Causas, síntomas y tratamiento

El astigmatismo es uno de los errores de refracción más habituales y, al igual que sucede con la hipermetropía, se suele nacer con él. Su principal síntoma es que los objetos se ven borrosos o distorsionados a cualquier distancia. No obstante, lo más frecuente es que no sea demasiado acusado y, por lo tanto, no suele necesitar corrección.

Se estima que cerca de un 25 % de la población española presenta astigmatismo. Según ciertos estudios relevantes, el 24,8 % de los participantes afirmó tenerlo. El 53 % de las personas entre 25 y 34 años tiene este error de refracción, así como al 50 % de encuestados entre 18 y 24 y entre 35 y 44 años.

Deja que nuestros ópticos te informen un poco más sobre el astigmatismo a través de este vídeo


¿Qué es el astigmatismo?

El astigmatismo se manifiesta cuando los rayos de luz vertical y horizontal no tienen el mismo punto de enfoque sobre la retina. Al incidir en dos lugares diferentes se forman dos imágenes que se superponen y, como consecuencia, el contorno de los objetos se distorsiona.

Ojo con astigmatismo: ¿cómo es?

Normalmente, el astigmatismo se produce porque la córnea tiene forma ovalada en lugar de redonda, por lo que carece de la simetría necesaria para enfocar las imágenes de la manera adecuada. Este tipo de defecto de refracción se denomina astigmatismo corneal y es el más habitual.

En algunas ocasiones es el cristalino, la lente del ojo, el que tiene forma ovalada y causa el astigmatismo lenticular, que es poco frecuente.

Representación del funcionamiento de un ojo normalRepresentación del funcionamiento de un ojo normal
Representación del funcionamiento de un ojo con astigmatismoRepresentación del funcionamiento de un ojo con astigmatismo

Tipos de astigmatismo

Además de diferenciar entre astigmatismo corneal y lenticular dependiendo de la parte del ojo que provoca el error de refracción, existen otras clasificaciones.

En relación a los meridianos

La córnea cuenta con dos meridianos, el de potencia máxima y el de potencia mínima, que suelen ser perpendiculares entre sí. El área que se encuentra entre ellos determina la potencia óptica media.

Dependiendo de la disposición y la potencia de los meridianos existen varios tipos:

  • El astigmatismo regular se presenta cuando los meridianos forman un ángulo de 90 grados entre sí, pero su poder refractivo es diferente.
  • Cuando los meridianos no son perpendiculares entre sí se produce el astigmatismo irregular, que no es congénito sino adquirido. Suele estar provocado por una lesión o por la cicatrización de la córnea tras una operación.
  • Si el meridiano vertical es más curvo que el horizontal, se denomina astigmatismo directo o a favor de la regla.
  • El astigmatismo inverso o en contra de la regla se manifiesta cuando el meridiano horizontal es más curvado que el vertical.
Visión con astigmatismoVisión con astigmatismo
Gafas para graduar la vistaGafas para graduar la vista

En relación a la situación de la retina

El punto en el que se enfocan los objetos determina el tipo de defecto de refracción. Cuando solamente está afectado un meridiano estamos ante un astigmatismo simple, mientras que el astigmatismo compuesto afecta a ambos meridianos. Dependiendo de dónde se haga el enfoque es posible tener:

Representación del funcionamiento de un ojo con astigmatismo miópicoRepresentación del funcionamiento de un ojo con astigmatismo miópico

Astigmatismo miópico

Uno o ambos meridianos enfocan por delante de la retina

Representación del funcionamiento de un ojo con astigmatismo hipermetrópicoRepresentación del funcionamiento de un ojo con astigmatismo hipermetrópico

Astigmatismo hipermetrópico

El enfoque se realiza detrás de la retina

Representación del funcionamiento de un ojo con astigmatismo mixtoRepresentación del funcionamiento de un ojo con astigmatismo mixto

Astigmatismo mixto

El meridiano principal enfoca por delante de la retina mientras que el secundario lo hace por detrás

El astigmatismo corneal regular congénito es el que se da con más frecuencia


Causas y síntomas del astigmatismo

La principal causa del astigmatismo es la genética, ya que es una característica de los ojos hereditaria. Es muy común que los bebés nazcan con este error de refracción y que se corrija de forma natural según van creciendo y el ojo adquiere su forma y su tamaño definitivos. En ocasiones, una cirugía ocular o una lesión en el ojo pueden causar astigmatismo adquirido, que no guarda relación con la genética.

Los principales síntomas del astigmatismo son:

  • Visión borrosa o distorsionada tanto de cerca como de lejos
  • Dificultad para ver de noche
  • Necesidad de guiñar los ojos para enfocar con nitidez
  • Dolor de cabeza
  • Lagrimeo
  • Fatiga visual

Cuando se presentan varios de estos indicios, conviene visitar a un especialista para que valore la situación y proponga el tratamiento más adecuado en cada caso.

Una mujer que necesita parpadear para enfocar con claridadUna mujer que necesita parpadear para enfocar con claridad

Prueba de astigmatismoPrueba de astigmatismo

Test y tratamientos para el astigmatismo

Para confirmar si un ojo es astigmático y en qué grado, los ópticos suelen realizar el test del círculo horario. Para llevarlo a cabo se deben observar los radios de un círculo dispuestos a modo de reloj con ambos ojos por separado y a la vez. Es importante hacerlo con gafas graduadas si se usan habitualmente. Cuando las líneas se ven borrosas o alguna se distingue con mayor claridad que el resto, suele deberse al astigmatismo. Para confirmarlo, será necesario que el especialista haga más pruebas oculares.

Los tratamientos para corregir el astigmatismo son sencillos y permiten ver con total normalidad.

  • Las gafas con cristales cilíndricos tienen una potencia óptica y una longitud focal diferente en los ejes perpendiculares para contrarrestar la forma achatada del ojo.
  • Las lentes de contacto específicas, que son denominadas lentillas tóricas. Estas lentillas compensan las diferencias que existen en la forma del ojo porque tienen diferentes potencias en distintas partes de la lente y están diseñadas para estabilizarse y colocarse en la posición correcta sobre el ojo. 
     

*Imagen principal de Freepik