¿Cómo evitar que se empañen las gafas?

Una de las situaciones más molestas cuando se llevan gafas es que se empañen los cristales. Cuando esto sucede, se deja de ver nítidamente o se reduce al mínimo el campo de visión. Como consecuencia, nos sentimos inseguros e incómodos.

Cuando el aire caliente, en especial si es húmedo, entra en contacto con la superficie lisa y fría de los cristales de las gafas, se genera el vaho que las empaña. Son muchas las situaciones cotidianas en las que esto sucede: 

  • Pasar de un ambiente frío a uno cálido. Por ejemplo, entrar de la calle al interior en un día de invierno.
  • Tomar una bebida caliente.
  • Destapar una olla hirviendo.
  • Abrir el lavavajillas justo después de terminar el ciclo de limpieza.
  • Comprobar el estado de cocción del horno.
  • Llevar mascarilla.

Es posible que en un mismo día se den varias de estas circunstancias, por lo que encontrar la forma de impedir la formación de vaho es una prioridad para la mayoría de las personas que llevan gafas. En General Optica hemos preparado una guía con consejos y productos adecuados para conseguir que los cristales se empañen lo mínimo posible.

Consejos para evitar que se empañen las gafas

Adoptar ciertas costumbres puede ayudarnos a evitar que las gafas se empañen. Es posible que al principio cueste llevarlas a cabo, pero en pocos días estarán integradas en nuestros hábitos:

  • Lavar los cristales con agua templada. De este modo, aumentan ligeramente su temperatura y la diferencia con el aire caliente es menor.
  • Utilizar el aire que expulsamos al respirar para limpiar los cristales. Este gesto, que casi siempre se realiza de forma espontánea, es un buen aliado para evitar que los cristales se empañen. Para que no se estropeen, utiliza una gamuza de microfibra, uno de los mejores productos para limpiar bien las gafas.

Productos que puedes utilizar en tus gafas

Actualmente existen en el mercado una amplia gama de cristales con un tratamiento especial para evitar el vaho. Si tus gafas no los tienen, puedes usar varios productos que ofrecen buenos resultados y son fáciles de conseguir:

  • Aerosoles antivaho. Son unos espráis que dosifican un líquido con una formulación específica para evitar que los cristales se empañen. El efecto dura entre 4 y 6 horas, por lo que es aconsejable llevarlos siempre encima.
  • Jabón en seco. Al aplicarlo, hay que tener cuidado de no rayar los cristales. Una vez impregnadas ambas caras, llega el momento de abrillantarlas con una gamuza limpia. Este gesto crea una película invisible que evita la formación de vaho.
  • Patata cruda. El almidón que deja cuando se frota en las gafas crea una película que evita que se empañen. Al igual que en el caso anterior, se debe pasar un paño limpio después para devolver la nitidez a los cristales.

Qué hacer para que no se empañen las gafas con la mascarilla

El uso habitual de mascarillas hace que las gafas se empañen a menudo. El motivo, como ya comentábamos anteriormente, es que el aire caliente que exhalamos al respirar llega de forma directa a los cristales, que están a menor temperatura, al encontrar un obstáculo para salir hacia abajo. Existen varios trucos para minimizar el vaho y ver nítidamente mientras se lleva mascarilla, los más efectivos son:

  • Antes de ponerte las gafas, ajusta correctamente la mascarilla a la nariz para minimizar el aire que sale hacia arriba. Es muy sencillo, simplemente hay que regular la pieza metálica para que se amolde a tu fisonomía.
  • Si las mascarillas no encajan bien con la forma de tu nariz, utiliza un esparadrapo para fijarlas bien.
  • Haz coincidir el puente de las gafas con el borde superior de la mascarilla. Al colocarlas encima, se escapa menos cantidad de aire y, además, no llega directamente a los cristales.
  • Si no dificulta la visión, pon las gafas ligeramente retiradas de los ojos. Cuando las situamos cerca de la punta de la nariz, el aire se enfría lo suficiente antes de llegar a los cristales.

Cada persona tiene sus costumbres y sus peculiaridades, por lo que la solución perfecta no existe. Simplemente hay que encontrar el remedio que más se adapta a nuestra rutina. ¿A ti ya te ha funcionado alguno? En General Optica ponemos nuestros recursos a tu servicio: consulta a nuestros ópticos si necesitas alguna aclaración o ayuda para aplicar alguna de nuestras recomendaciones.