Cómo limpiar tus gafas para que no se rayen

Tener limpios tanto los cristales como la montura de las gafas es fundamental para ver bien y favorecer la salud visual. Cuando la suciedad se acumula en los cristales resulta molesto, ya que dificulta la percepción de los objetos. Además, los restos en las lentes, el puente o las patillas pueden llegar a afectar a los ojos.

Aun así, no basta con retirar la suciedad de cualquier forma, ya que una limpieza inadecuada puede rayar los cristales y hacerlos inservibles. Para realizar una correcta limpieza de las gafas, se debe prestar atención a los productos y al modo en que se utilizan.

¿Cómo limpiar los cristales de las gafas?

En la mayoría de los casos, lo más sencillo es lo más efectivo. Y cuando hablamos de la limpieza de las gafas, también. Eliminar la suciedad de los cristales y la montura puede resultar muy fácil, pero hay que tener en cuenta algunos aspectos relevantes para que queden impecables:

  1. Coloca las gafas debajo del grifo y frota ligeramente con los dedos hasta que todas sus partes estén humedecidas.
  2. Impregna los dedos con una pequeña cantidad de jabón neutro y aplícalo sobre los cristales y la montura realizando suaves movimientos circulares. No es necesario apretar.
  3. Aclara con abundante agua hasta que no queden restos de espuma.
  4. Cuando creas que están limpias, vuelve a aclarar para asegurarte de eliminar todo el jabón. Cuando permanece en los cristales se generan brillos y reflejos que resultan muy incómodos.
  5. Una vez lavadas, retira el exceso de humedad con un paño limpio, suave y que no suelte pelusas.

Es posible que, en alguna ocasión, necesites limpiar las gafas, pero no tengas agua ni jabón neutro. En estos casos, utiliza la gamuza especial que guardas en la funda para retirar la suciedad superficial. También puedes recurrir a las cómodas toallitas limpiadoras, especialmente fabricadas con productos ópticos para retirar manchas más persistentes.

 Productos aptos para limpiar las gafas

Son muchos los productos que se pueden encontrar actualmente en el mercado para limpiar las gafas. Cada persona puede seleccionar el más adecuado a sus necesidades y preferencias. Nuestra recomendación es que sean productos respetuosos y no abrasivos para que los cristales no se estropeen ni se rayen.

En General Optica te aconsejamos los siguientes:

  • Agua: como comentábamos anteriormente, este es el mejor producto para limpiar las gafas de forma completamente natural. Frotarlas ligeramente, colocarlas debajo del grifo o sumergirlas completamente: cualquier método es bueno para conseguir el objetivo.
  • Jabón neutro: el complemento perfecto para el agua en casos de mayor necesidad. Cuando se utiliza un jabón líquido la limpieza resulta más sencilla.
  • Toallitas limpiadoras: impregnadas de un producto específico para limpiar gafas. Son de un solo uso y se mantienen en perfecto estado dentro del envoltorio durante meses.
  • Limpiador óptico: es una variante a las anteriores que permite varios usos. Puede presentarse en vaporizador o en forma de aplicador con esponja para facilitar su uso.
  • Gamuza de microfibra o bayeta suave: deben estar completamente limpias y sin polvo para evitar arañazos en los cristales.

Cómo evitar que se rayen los cristales

Tratarlos con delicadeza: este es el mejor consejo para evitar rayar los cristales al limpiarlos. Para seguirlo, no solo hay que coger las gafas con cuidado y evitar la presión al lavarlas, sino que también es importante evitar algunas prácticas muy extendidas entre la población:

  • Utilizar la ropa para limpiar las gafas parece una solución rápida y eficaz cuando no tenemos un producto adecuado a mano. En estos casos, es preferible esperar a poder lavarlas adecuadamente, ya que las prendas pueden dañar los cristales con restos de polvo, suciedad imperceptible o adornos punzantes.
  • Pasar un pañuelo de papel o una servilleta por la superficie de los cristales tampoco es buena idea, ya que sueltan pelusas y pueden contener pequeñas partículas que, cuando se secan, arañan el cristal.
  • Recurrir al lavavajillas, que tiene compuestos químicos, puede estropear algunas monturas fabricadas con materiales sensibles. Además, las lentes con tratamientos especiales como el antivaho o el antibrillos pueden perder sus propiedades si se utiliza un producto agresivo de este tipo.
  • Cuando hay suciedad acumulada o muy pegada, resulta tentador utilizar elementos puntiagudos para retirarla, pero el resultado puede ser fatal. Es preferible repetir una limpieza suave varias veces hasta eliminarla por completo.

En General Optica ofrecemos asesoramiento para el lavado de las gafas a nuestros clientes. Además de ofrecer información general, nos gusta explicar las particularidades de la montura y de los cristales elegidos para que su vida útil se prolongue con una buena limpieza.